Impulso 18

Libertad de pensamiento y religión

En el siglo XXI muchos ciudadanos mexicanos padecen persecución y discriminación por motivos de su religión y credo. Actualmente el problema es mayor en los lugares en donde los usos y costumbres están por encima de la constitución política de los estados unidos mexicanos, de las leyes secundarias, y qué decir de los tratados internacionales. Se requiere un trabajo arduo para convencer a todo ciudadano que el hecho de creer diferente no debe afectar nuestro desarrollo humano, sino por el contrario, aceptar nuestras diferencias de credo debiera ser una experiencia gratificadora. Lamentablemente hoy se sigue hablando de violencia a causa de esas diferencias y según datos del consejo nacional para prevenir la discriminación, este problema persiste.

Art. 18 DUDH:

Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; éste derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia.

Art. 12 CIDH:

1. Toda persona tiene derecho a la libertad de conciencia y de religión. Éste derecho implica la libertad de conservar su religión o sus creencias, o de cambiar de religión o de creencias, así como la libertad de profesar y divulgar su religión o sus creencias, individual o colectivamente, tanto en público como en privado.

2. Nadie puede ser objeto de medidas restrictivas que puedan menoscabar la libertad de conservar su religión o sus creencias o de cambiar de religión o de creencias.

3. La libertad de manifestar la propia religión y las propias creencias está sujeta únicamente a las limitaciones prescritas por la ley y que sean necesarias para proteger la seguridad, el orden, la salud o la moral públicos o los derechos o libertades de los demás.

4. Los padres, y en su caso los tutores, tienen derecho a que sus hijos o pupilos reciban la educación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones.

Art. 24 CPEUM:

Toda persona tiene derecho a la libertad de convicciones éticas, de conciencia y de religión, y a tener o adoptar, en su caso, la de su agrado. esta libertad incluye el derecho de participar, individual o colectivamente, tanto en público como en privado, en las ceremonias, devociones o actos del culto respectivo, siempre que no constituyan un delito o falta penados por la ley. nadie podrá utilizar los actos públicos de expresión de esta libertad con fines políticos, de proselitismo o de propaganda política. El congreso no puede dictar leyes que establezcan o prohíban religión alguna. los actos religiosos de culto público se celebrarán ordinariamente en los templos. los que extraordinariamente se celebren fuera de éstos se sujetarán a la ley reglamentaria.

Nuestra Visión

Un México donde todos los ciudadanos vivan plenamente el derecho de profesar, divulgar, cambiar y rechazar alguna religión acorde a sus propias creencias.

Nuestra Misión

Defender y promover la libertad de religión y creencia para todos en México como está enunciada en la Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH), en la Convención Interamericana de los Derechos Humanos y en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Crear en todas las comunidades de fe, conciencia sobre el tema de los derechos humanos en relación con la libertad de religión y creencia, así como promover entre las comunidades de fe, un reconocimiento de las violaciones de sus derechos. Se solidarizará y asociará con aquellos que sufren discriminación y/o persecución religiosa o de creencia.

Incidir en la política, en la legislación y en los tribunales a fin de que los derechos humanos en tema de la libertad de religión y creencia sean efectivos, respetados y garantizados para todos. Luchar por hacer justicia para las personas discriminadas o perseguidas por motivo de religión o creencia. Promover en la opinión pública y publicada, sociedad civil y clase política la necesidad que la libertad de religión y creencia en México sea considerada como prioritaria.

Nuestros Objetivos

1. Defender y promover la libertad de religión y creencia para todos en México, como está enunciada en el articulo 18 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH), en el artículo 12 la Convención Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) y en el artículo 24 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM).

2. Crear en todas las iglesias, religiones, comunidades de fe, espiritualidades, instituciones, personas no-creyentes una fuerte y clara conciencia sobre el tema de los derechos humanos específicamente en relación con la libertad de religión y creencia para todos, invitando a alzar la voz pidiendo justicia. Promover un reconocimiento de las violaciones de la libertad de religión y creencia impulsando el apoyo a favor de los perseguidos a causa de la fe, proveyendo una plataforma para solidarizarse y asociarse con aquellos que sufren discriminación y/o persecución religiosa o de creencia.

El CONAPRED define la discriminación como “una práctica cotidiana que consiste en dar un trato desfavorable o de desprecio inmerecido a determinada persona o grupo, que a veces no percibimos, pero que en algún momento la hemos causado o recibido”.

El ACNUR define la persecución como “una amenaza para la vida o la libertad por motivos de raza, religión, nacionalidad, opinión política o pertenencia a un determinado grupo social”.

Incidir en la política, legislación y en los tribunales a fin de que los derechos humanos en tema de la libertad de religión y creencia sean efectivos, respetados y garantizados para todos. Luchar por hacer justicia para las personas discriminadas o perseguidas por motivo de religión o creencia. Promover en la opinión pública y publicada, sociedad civil y clase política la necesidad que la libertad de religión y creencia en México sea considerada como prioritaria. Siendo una organización que se distinga y sea respetada por los ojos de la comunidad nacional e internacional, gobiernos, medios de comunicación, dándose a conocer por emitir reportes serios, confiables, objetivos y auténticos.

Síguenos